Del relato oral a la imagen: Encuentro con Carolina Hidalgo

El monitor Ignacio Orellana y la mediadora Alex Sanzana visitaron a la artista visual Carolina Hidalgo, la mañana del 14 de diciembre en Cunco.

La mediación, guiada por la mediadora, inició dando la bienvenida a las/os participantes en el Restoran “El Ruco”, espacio facilitado para la ocasión por Aycel Orellana, hermana del monitor. El lugar se preparó con algunas de las pinturas de Carolina, así como una presentación de PowerPoint apoyando su relato.

Carolina se presentó, mostró sus trabajos y comentó sobre el relato oral que hay detrás de cada pintura y/o dibujo. Contó que los relatos le suelen llegar de forma natural, en la medida que va conociendo personas y creando redes en el territorio. En Cunco, Carolina es conocida por su labor. Fue precisa y honesta al compartir que las personas que le cuentan relatos sobre ciertos fenómenos que podrían considerarse “paranormales”, en realidad responden a formas de vida cotidiana. Carolina destacó la  naturalidad con la cual las personas comparten sus historias, sus vidas, su cultura con ella.

Avanzando en la presentación, el grupo pudo conocer parte del proceso creativo de la artista, así como sus trabajos, dibujos y pinturas.

Carolina es oriunda de Santiago, “pero decidió irse a vivir al campo en un sector cercano a Cunco, siempre interesada en la naturaleza, en los modos de vida que hay acá,” contaba Alex. La artista hoy hace clases de arte en un colegio y tiene su taller en casa, donde también imparte clases personalizadas.

El proceso creativo de la artista también incluye investigar (lee y analiza material sonoro y escrito) antes de trabajar en sus obras. Inicialmente, contaba, comenzó con la ilustración, dibujo y pintura, y solo hasta hace algunos años decidió trabajar la pintura en loza, “facilitando que las personas puedan acceder de forma menos costosa a su trabajo,” explica Alex. Carolina incluye en sus piezas el relato escrito al cual corresponde cada creación. 

La gran mayoría de los espectadores/as eran familiares y amigas de ella de la artista, quienes destacan la instancia de mediación, ya que cuentan que Carolina no había hecho una muestra de su trabajo abierta a todo público hasta ese momento. La conversación gravitó alrededor de la experiencia artística de los relatos de vida de los/las asistentes; lo que consideran su cultura y modos de vida, su memoria en el territorio, y el cuidado por la naturaleza que habitan.