Sustentabilidad en Eco Cunco

El lunes 13 de diciembre, se llevó a cabo una mediación guiada por el monitor Ignacio Orellana y la mediadora Alex Sanzana, en Cunco, para conocer más sobre el trabajo de Eco Cunco, una tienda que ofrecen soluciones sustentables para la vida diaria, bajo un sistema cooperativo y local en conjunto con cultores del territorio.

Reunidos en la Galería Nahuel -donde se encuentra la tienda- se da inicio a la mediación junto a J. (Jota) Edgardo, el cultor de esta jornada y administrador del espacio. En conversación, Jota cuenta que Eco Cunco surge con la necesidad de replantearse el modo individualista de generar productos, cuya manufactura genera un coste mayor en su  elaboración, y cuyas consecuencias dañan el medio ambiente. Sobre esta reflexión, Jota levanta Eco Cunco y, con ella, idea un modelo cooperativista que contempla tres elementos: ser innovadora, tener identidad local, y sostenerse en la sustentabilidad ambiental. De esta forma, la tienda Eco Cunco se plantea como una alternativa que cuestiona los modos comunes de producción, tanto en redes de asistencia cooperativa entre las personas y familias (quienes venden sus productos en la tienda), como la interdisciplinariedad de los productos y quehaceres.

En la tienda, se advierte la contribución de artistas y cultores locales, lo cual promueve una conciencia identitaria con los recursos y conocimientos de los que se disponen en el territorio. En el espacio, es posible encontrar trabajos visuales, pinturas, elaboración de ungüentos medicinales -de hierbas o derivados de la miel de abeja-, textilería y papelería. También venden productos y servicios de manejo y discriminación de residuos orgánicos y composteras. Respecto a esto último, Jota hoy desarrolla un proyecto de vermicomposteras en conjunto a Eco Cunco: Un espacio para promover, fortalecer y apuntalar la educación ambiental en comunidad. Se advierte un gradual acercamiento de la población por interesarse en estas temáticas, comenta él. También menciona que la tienda es ampliamente reconocida por las vecinas y vecinos como un lugar para comprar regalos.

La mediación, guiada por la mediadora Alex, se desarrolla en forma de una conversación reflexiva y crítica sobre la producción y consumo de productos: ¿Qué consumo cuando consumo?, ¿cómo esto pudiera mejorar mi calidad de vida?

Una de las espectadoras se interesa por los muebles y estructuras del espacio, consulta sobre su confección, y Jota comparte que todo es partir de maderas reutilizadas. La mediación finaliza con una fotografía y con los/as espectadores/as consultando sobre los productos y recorriendo el espacio libremente.